Mariscos el Sirenito

Por R.T.


Enclavado en la céntrica colonia Jardines de la Hacienda, en uno de los corredores gastronómicos más prolíficos de Querétaro, El Sirenito es uno de los restaurantes imperdibles si de mariscos se trata. 


El ambiente (súper familiar) es de playa, has de cuenta que estás en un típico restaurante a la orilla del mar, debajo de una palapa. Su carta también es típica de un restaurante playero: cocteles de camarón, de pulpo, el clásico vuelve a la vida, los filetes de pescado a la plancha, empanizado con arroz y ensalada y la infaltable mojarra frita. Yo abrí apetito con un taco de camarón con queso y después continúe con un coctel grande –servido en copa ‘chabela’- de camarón con pulpo.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Pero quiero confesarte que lo primero que pedí fue una michelada con cerveza corona que tenía la mezcla exacta de salsas. De tercer platillo ordené un filete de pescado empanizado que me sirvieron con arroz blanco y con ensalada de lechuga cortada finamente.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.


Todavía me dio tiempo –y espacio- para pedir un paste de chocolate y un carajillo, porque te cuento que también tienen licores como brandi, ron y tequilita que prometí pedir en mi próxima visita a El Sirenito.

Vamos a la calificación:
Bien ubicado pero en la zona es difícil encontrar estacionamiento así que la recomendación es que llegues hasta el valet parking que por cierto es gratis, claro, ve pensando en la propina.
Sabor: muy rico, acá, como te dije, no encontrarás platos de mariscos rimbombantes o de fusión, pero sí la tradicional cocina que encontrarías en alguna playa como Acapulco, Puerto Vallarta o Mazatlán.


El servicio es bueno, aunque a los meseros les falta un poco de calidez al atender a los clientes. O eso fue lo que sentimos, lo que se equilibró con la visita del dueño –asumimos que es el dueño- quien nos preguntó qué nos hacía falta y si estábamos bien atendidos.

La comida limpia, las instalaciones limpias. El ambiente –en lo que toca a la música- bueno tirando a regular. Podrían aprovechar alguna parte del restaurante para poner música en vivo o subirle al volumen a la música.


No es un lugar barato pero tampoco caro. Si vas dispuesto a comer y tomarte uno o dos tragos te gastarás un aproximado a los 500 pesos por persona.

¡Disfrútalo!     
Blvd Hacienda El Jacal 703, Col. El Jacal¿Alguna duda? ¡llámales! 442213 4482