10 cosas que probablemente no sabías de Querétaro

Muchas de las cosas que te vamos a contar ni siquiera las sabe Google

Fecha de registro: 2020-08-10 22:47:58

Portda: 1597114074.jpg

Muchas de las cosas que te vamos a contar ni siquiera las sabe Google. Son hechos que han pasado de boca en boca de quienes hemos vivido en esta tierra tan pero tan generosa que le abrió las puertas a los españoles como si fueran invitados, sin enfrentarlos; al emperador Maximiliano y a su enemigo Benito Juárez. A toda la Nación para crear la Constitución.

Las cosas que vamos a platicarles tienen que ver con historia y tradición.

1. Conín, el fundador de Querétaro, en realidad es Coní; existen testimonios de que todo se debió a una confusión de la imprenta que por error le agregó una ’n’ al final. Por cierto Coní no era queretano. Era originario de tierras que hoy pertenecen a Huichapan, Hidalgo.

2. Los primeros habitantes no indígenas de la región eran viajeros provenientes de la Ciudad de México que hacían ‘la noche’ aquí para viajar al día siguientes a las grandes ciudades como la Nueva Galicia, Guanajuato o Zacatecas, centros financieros y mineros del Virreinato.

En realidad la mayor parte de la gente que fueron en su mayoría gente de la Ciudad de Mexico quien le dio vida a la ciudad (los foráneos siempre existieron entre nosotros, no creas que es cosa de hoy).

3. A las autoridades virreinales poco les importaba Querétaro. Tampoco a los españoles que en las reformas borbónicas (S. XVIII) apenas le dieron la categoría de Corregimiento, encargado tan solo de hacer valer las leyes s instrucciones de la Intendencia de México.

4. San Felpe Neri, sede de la Catedral de Querétaro, ubicada en la esquina que hacen las calles de Madero y Ocampo comenzó a construirse en diciembre de 1786 y concluyó el 19 de septiembre de 1805. Fue bendecida por el Párroco de Dolores, Guanajuato. Un cura de nombre Miguel Hidalgo y Costilla.

5. Miguel Ramón Sebastian Domínguez Alemán, originario de la Ciudad de México, el Corregidor de Querétaro, fue para muchos el verdadero padre de la Independencia Mexicana. Sin embargo tiene un puesto muy discreto en los anales de la historia.

6. Después de la aprehensión y fusilamiento de Maximiliano, Tomás Mejía y Miguel Miramón, notables liberales de la época (1867) le pidieron a Benito Juárez destruir Querétaro, para que no quedara piedra sobre piedra de esta ‘Ciudad Maldita’. Hombres como Ezequiel Montes que llegó a ser magistrado, ministro de relaciones exteriores y ministro de instrucción pública en los gobiernos que precedieron al de Juárez.

7. El doctor Licea (no hay registro de su nombre) fue el encargado de embalsamar a Maximiliano en una casa de la actual calle de Prospero C. Vega. El pillo, buscando quedarse con más dinero del que le dieron para que hiciera su trabajo, compró productos que no correspondían al embausamiento resultando que el cuerpo comenzó a descomponerse. Si no es por el auxilio de los doctores Andrade, Montaño y Buenrrostro, el cuerpo hubiera regresado a Austria en cachitos.

8. El Teatro de la República no es propiedad del gobierno del estado. sino de la fundación Vergara, una fundación ordenada en su testamento por Josefa Vegara que incluye casas de beneficencia para huérfanos, comida para presos, ayuda a ‘recogidas’ (huérfanas).

9. Josefa Vergara fue quien pagó el primer alumbrado público para las calles de Querétaro, mandando hacer a su costa los faroles y el pago a 15 guardas o serenos que los custodiaron, los encendieron y cuidaron del orden y seguridad pública, pidiéndole a su albacea que dictara las reglas que los rigieran.

10. El último robo del famoso Jesus Arriaga, ‘Chucho el Roto’ lo cometió en una joyería de Querétaro, ubicada en la actual esquina de Madero y Juárez. Sería capturado por policías queretanos según narró el diario oficial La Sombra de Artega en mayo de 1834.

Galería: **

Video: NULL