10 cosas que tienes que hacer en el Centro

Nuestro Centro Histórico es hermoso, es de los más bellos del mundo y eso nadie nos lo puede negar. Está lleno de historia y lugares que tienes que visitar. Por eso, te dejamos aquí una lista de 10 cosas que no puedes dejar de hacer en tus visitas.

  1. Ir al teatro

En el centro hay muchos lugares para ir a ver una buena obra de teatro, en verdad que la gente que hace esto se merece más apoyo del que se les da. Por eso, te recomendamos darte una vuelta algún día al Corral de Comedias (Carranza 39), pasar una noche con los Cómicos de la Legua (Guillermo Prieto 7), o morir de la risa en el Teatrito la Carcajada (5 de Mayo 48).

2. Visitar las plazas

Todas son perfectas para comprar tu periódico o un helado, sentarte en una de sus bancas y disfrutar. Ver pasar el tiempo es bastante relajante en cualquiera de ellas, te recomendamos visitar Plaza de Armas, el Jardín Zenea o el Jardín Guerrero.

3. Comer

No hay nada mejor que disfrutar de una deliciosa comida, hay lugares para toda hora y no te los puedes perder. Están los hot-dogs de la Congregación, Chucho el Roto, la tradicional Mariposa, o las gorditas enfrente de Plaza Constitución.

4. Ir a un museo

No cabe duda que nuestro centro está lleno de cultura, sorpréndete y date una vuelta a las galerías y exposiciones en el Museo de la ciudad, la Casa de la Zacatecana, el Museo de Arte, el Museo del Cerro de las Campanas, el Museo de la Restauración, el Museo Arte Sacro, Museo Santiago Carbonell, Museo de los Conspiradores o el Museo Regional. En fin, tienes mucho para escoger, así que no hay excusa.

5. Tomarte una foto en un templo

Templos que van desde el barroco hasta el neoclásico, admirables y sin igual. Cada detalle habla de un pasado virreinal y una saturada vida religiosa. Cabe recordar que Querétaro fue la tercera ciudad más importante del Virreinato de a Nueva España y sus construcciones permanecen para dejarlo en claro. Visita el Convento de la Santa Cruz y su árbol de espinas en forma de cruz, la Catedral o el barroco de Santa Clara. Por supuesto, no puede faltar la majestuosa Santa Rosa de Viterbo.

6. Ir a un recorrido de leyendas

Por la noche, hay gente que ofrece recorridos de leyendas. Principalmente se ponen cerca de Plaza de Armas. En estos recorridos, te cuentan de los intrigantes mitos de la ciudad, donde las casonas dejan de ser oficinas o tiendas y regresan para escenificar las historias de diversos personajes conocidos.

7. Vive una noche de fiesta

No solo es un lugar lleno de cultura, pero también de diversión por la noche. Hay lugares para todas las edades, gustos y atmósferas. Todo está cerca y el ambiente es increíble. Tan solo en la calle 5 de Mayo existen muchos establecimientos que te pueden ofrecer la noche de tu vida. Si no quedas satisfecho, puedes ir a probar uno de los mejores mezcales en Gracias a Dios o visitar una de las cantinas típicas de Querétaro como la Selva Taurina o Don Amado.

8. Comprar artesanías para decorar tu hogar

Elaboradas por manos queretanas, las artesanías que puedes encontrar en la Casa de las Artesanías en el Andador Libertad o Qué Arte sobre Pasteur Sur, te van a encantar.

9. Conocer uno de los lugares con más historia del país

Como mencionamos anteriormente, Querétaro fue la tercera ciudad más importante para el Virreinato de la Nueva España. Por eso, el Centro está lleno de construcciones increíbles que te van a sorprender. Visita el Palacio Municipal, donde vivió doña Josefa Ortíz de Domínguez, el Recinto de honor de las Personas Ilustres de Querétaro o date una vuelta al Teatro de la República, donde se sentenció a Maximiliano de Habsburgo y se promulgó la actual constitución.

10. Pasa una noche en un hotel boutique

Para acabar con la lista, si vienes de fuera o incluso si eres queretano y vives en la ciudad, tienes que pasar una noche en alguno de los hoteles que ha sido emplazado en antiguas casonas que fueron de familias renombradas en la época virreinal. Puedes quedarte en La Casona de la República, el hotel Serafín, la Casa de la Marquesa o en Doña Urraca.