Conoce sobre Teófila, la primer mujer ikoots cineasta

En 1985, el Instituto Nacional Indigenista (INI) llevó a cabo el Primer Taller de Cine Indígena, en la localidad ikoots (huave) de San Mateo del Mar, Oaxaca.

Así fue como Teófila, quien también era presidenta de la Organización de Artesanas de San Mateo del Mar, junto con otras mujeres tejedoras indígenas de la misma comunidad, mostraron su interés por el taller y filmaron La vida de una familia ikoods en 1987.

En una entrevista telefónica, Teófila cuenta cómo es que se interesó por el mundo del cine “Mi descendencia es artesana. Mi mamá me enseñaba a mí, a mis hermanas, a mis hijas y otras artesanas, el tejido en telar de cintura. Entramos a este proyecto de cine y video hace 35 años. Hicimos una película y entramos como mujeres. Aprendimos a realizar el documental para registrar lo que se vive en el pueblo, su cultura, su lengua, sus artesanías, su música y todo lo que puede verse en las fiestas tradicionales.”

Hasta el día de hoy, después de tanto años del primer documental que grabó, Teófila Palafox Herranz sigue rompiendo esquemas al sembrar la semilla entre las mujeres mareñas (ikoots o huaves) para luchar, alzar su voz y así seguir creando.

A través de una entrevista para Mundo, Teófila narra que aún sigue la resistencia para aceptar que la mujer tiene derechos; donde recuerda las adversidades que ha tenido que enfrentar por ser mujer y vivir en una comunidad indígena como el pueblo Ikoots.

“Como mujeres estamos luchando en aportar algo de ideas para seguir adelante. San Mateo del Mar era una zona pesquera, pero últimamente ya no hay. El tiempo cambió. Ya no hay pesca, todo está cambiando y hay que ganarse la vida” mencionó.

A pesar de esto, confiesa con orgullo que a sus tres hijos y sus ocho nietos, les ha inculcado su cultura.

Sus hijas no sólo saben tejer, sino que una es maestra de educación indígena y enseña la lengua huave o ikoots.

Fuente: Proceso: sigue la resistencia para aceptar que la mujer tiene derechos: Teófila Palafox Herranz