El batán y sus lugares secretos

Los destinos que hay escondidos entre sus cerros

Sin duda la Presa el Batán es un lugar que casi todos los queretanos conocen, pero muy pocos han tenido la oportunidad de explorar sus alrededores y llegar más allá. 

Es un destino que frecuentan sobre todo los amantes de la bici de montaña pues aquí puede disfrutar de incríbles bajadas y veredas que son un reto para ellos, además hay caminos fáciles de recorrer a donde les gusta ir con sus hijos para enseñarles a rodar sus bicicletas.

Si te adentras a los cerros que rodean la presa puedes econtrar a lo lejos unos arcos escondidos. 

Cuentan que estos arcos servían para trasladar el agua antes de que existiera la presa. Para conocer estos arcos debes recorrer algunas veredas llenas de naturaleza y además pasar un túnel por donde pasaba el agua también. 

Al final del camino te podrás encontrar en la parte superior de los arcos que seguro tienen una altura de más de 15 metros. 

Además de poder explorar esta antigua y olvidada construcción, existe un cerro conocido como “El Cerro Tajado” a donde la gente experimentada le gusta ir a practicar rappel ya que el cerro está tajado en diagonal hacia su interior y parece ser un gran reto.

Si te gusta practicar senderismo y convivir con la naturaleza, no te puedes perder este destino que se encuentra a solo 20 minutos del Centro Histórico de Querétaro.