Exsecretario personal de Luis Miguel, demandará a la serie por difamación

La serie biográfica sobre el cantante Luis Miguel sigue generando polémica tras polémica. Ahora, el ex secretario personal del intérprete, José Pérez, quiere denunciar a la exitosa producción de Netflix debido a las falsas declaraciones.

Encarnado por Juan Ignacio Cané en Luis Miguel: la serie, el ex secretario está molesto por su representación, que es básicamente como uno de los antagonistas: ladrón, estafador y hasta responsable de la pérdida de oído del artista (a causa del tinnitus).

El apoderado legal de José Pérez, Carlos Ruíz Venegas, explicó que ya está estudiando demandar a la producción por difamación. En un video difundido por el programa argentino Intrusos, Venegas explicó que Pérez estuvo 11 años al lado de Luis Miguel trabajando como director de asuntos personales y su secretario privado y que llegó a ese puesto gracias a Hugo López, el famoso mánager del cantante.

“José Pérez manifiesta sentirse traicionado y ofendido por la proyección negativa y difamatoria que le están dando a su imagen en la segunda temporada de la serie. Esta situación conlleva tomar acciones legales en el futuro cercano en virtud de que no fue consultado por la producción para usar su nombre real ni el contenido del guion”, sostuvo.

El apoderado añadió que debido a las imprecisiones históricas y la acumulación de acusaciones sin fundamento para con Pérez, tanto que una de sus hijas de éste ha pensado en el suicidio.

“Se proyectan fechas y situaciones que no sucedieron, que se consideran difamatorias y faltas a la verdad y que afectaron sensiblemente a sus hijas, a su familia y al propio José Pérez. Incluso una de ellas consideró quitarse la vida”, aseveró. 

Para Venegas, la única persona con toda la información de esta relación laboral es el señor José Pérez, quien además retira varios de los cargos de los que se ocupa en la ficción: manejar asuntos financieros, coordinar las giras o negociar las presentaciones.

A pesar de que el verdadero José Pérez nunca llegó a realizar estas actividades, antes del comienzo de cada capítulo, Netflix ha lanzado una advertencia que podría ser su defensa ante la posibilidad de la demanda en la que especifican:

“Esta obra dramática está inspirada en hechos reales. Sin embargo, ciertas escenas, personajes, nombres, biografías, incidentes, situaciones, lugares y cronología han sido ficcionados con fines dramáticos. Cualquier parecido con personas vivas o muertas es pura coincidencia”.

¿Quieres que tu negocio aparezca en nuestras recomendaciones? Mándanos un WhatsApp dando click aquí https://wa.me/message/LI3CVPDUDKNVO1