La falta de ejercicio es peor que el tabaquismo, duplica el riesgo de Covid-19 grave

Una nueva investigación revela que la inactividad física aumenta el doble de probabilidad de ser hospitalizado y padecer una enfermedad grave de Covid-19, debido a que el sedentarismo es más perjudicial que otros factores de riesgo, como lo son las comorbilidades: obesidad, hipertensión y tabaquismo.

El centro estadounidense “Kaiser Permanente” por medio de su departamento de Medicina Familiar y Deportiva, en California, Estados Unidos realizó un estudio donde consideró las consecuencias de la falta de actividad física en los efectos de la enfermedad del nuevo coronavirus.

Esta fundación se dedica a establecer planes de salud entorno a la vida deportiva, por lo que recaudaron información de 48 mil 440 personas con Covid-19 sobre la actividad física, en las que una caminata a paso rápido fue considerada como ejercicio. El seguimiento se concentró en realizar preguntas como cuántos días a la semana realizaban ejercicio, con qué grado de intensidad y el promedio de minutos invertidos en la semana para la actividad física.

Los datos recolectados entre enero y octubre de 2020 con pacientes adultos, donde la edad media fue de 47 años, con un 62% de mujeres y un 38% de varones. Los resultados publicados en British Journal of Sports Medicine demostraron que el 50% de los encuestados no tenía ninguna enfermedad subyacente, 32% padecía más de dos afecciones y el 18% presentaba una dolencia. Entre las enfermedades más comunes de los voluntarios se encontró diabetes, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), problemas cardiovasculares, achaques renales y cáncer.

Los expertos dividieron a los participantes en tres grupos de acuerdo a los resultados de la encuesta y el nivel de actividad que realizaban. Aquellos que dedicaban de 0 a 10 minutos a la semana se les consideró “constantemente inactivos”, a los de 11 a 149 minutos se encontraban dentro de los que realizaban “Alguna actividad” y los que practicaron ejercicios por más de 150 minutos son los “cumplieron las directrices recomendadas” por los expertos.

Para dimensionar el impacto en la falta de actividad física, los miembros de Kaiser Permanente declararon que, de los participantes del estudio, el 8.6 % fueron hospitalizados, el 2.4 % fueron ingresados en la unidad de cuidados intensivos (UCI) y el 1.6 % perdió la vida por complicaciones de la enfermedad.

De acuerdo con estos resultados, los autores constataron que aquellas personas que no realizaban ejercicio físico tenían más del doble de probabilidades de ser hospitalizados en comparación con las personas que registraron más de 150 minutos de ejercicio físico a la semana.

Portrait of young people running along the beach boardwalk by the ocean. Fit young men and women running training outdoors by the seaside.

Según Robert Sallis, la inactividad física fue el factor de riesgo más notable en los resultados en comparación con los factores de riesgo comúnmente citados, incluidos el tabaquismo, la obesidad, la diabetes, la hipertensión y enfermedades cardiovasculares. Este representante de la sociedad médica expreso que los hallazgos son una pauta clara para reducir el riesgo de sufrir Covid-19 de forma grave, así como la disminución de la mortalidad de esta enfermedad, si la población mundial se encuentra dispuesta a cambiar sus hábitos.

Por lo que el investigador recomendó a la sociedad civil caminar 30 minutos diariamente durante 5 días. Para esto no es necesario aumentar la velocidad, puede ser a un ritmo moderado y podrá tener un enorme efecto contra el Covid-19. La ejecución de actividad física está asociada a mejorar la capacidad pulmonar, la salud cardiovascular y en el fortalecimiento de los músculos, todo esto refuerza la función inmunológica, por lo que aseguró que es tiempo de reconsiderar el tiempo de reposo e invertir en la práctica deportiva.