Las Misiones Franciscanas: Joyas de la Sierra

Conoce las cinco maravillas arquitectónicas de la Sierra Gorda Queretana.

Cuando se habla de la Sierra Gorda de Querétaro, increíbles paisajes, imponentes montañas, hermosos animales y majestuosas cascadas se nos vienen a la mente, pero en este paraíso, además de contar con toda la magia de la naturaleza, sen encuentran cinco joyas: las misiones franciscanas.

Fundadas por Fray Junípero Serra entre 1751 y 1766, hoy en día las Misiones de la Sierra son reconocidas como Patrimonio Cultural de la Humanidad, debido a su espectacular arquitectura que combina elementos de la religión cristiana y de las creencias indígenas. Con singulares fachadas llenas de simbolismos, los templos de Jalpan, Landa, Tilaco, Tancoyol y Concá se alzan majestuosos entre los paisajes de la Sierra Gorda Queretana, pero hoy te los traemos hasta tu casa:

MISIÓN DE JALPAN

Comenzamos con la Misión de Jalpan, la primera en construirse y la que desempeñó el rol más importante en cuanto a la labor evangelizadora. Se ubica en el corazón del pueblo de Jalpan y su fachada de estilo barroco color azafrán está cubierta de tupidos follajes, granadas, flores y hojas. Se destacan también las esculturas de Santo Domingo y San Francisco, y sobre la puerta se aprecia el escudo de las cinco llagas que significa la victoria sobre la idolatría de los indios, además del águila de dos cabezas que representa las raíces indígenas e hispánicas.

MISIÓN DE LANDA 

A tan solo 21 km de Jalpan, en el centro del pueblo de Landa de Matamoros, está la misión dedicada a la Virgen de la Inmaculada Concepción. Fue la última de la cinco en construirse y su fachada, cubierta de vegetales y flores, es una de las más hermosas y ornamentadas del conjunto. Al igual que la anterior, tiene las imágenes de San Francisco y Santo Domingo, pero también las de San Pedro, San Pablo, San Vicente, San Lorenzo y San Esteban. Sobre la puerta está la inmaculada rodeada por ángeles que abren una cortina, destacan también sirenas con rasgos indígenas y el remate es una escultura de San Miguel Arcángel con el demonio a sus pies.

MISIÓN DE TILACO 

A Tilaco se llega por un camino sinuoso que lleva hasta un hermoso valle donde se alza la misión. La misión de Tilaco se destaca por ser la mejor conservada de todas, con su ornamentación compleja y la imagen de San Francisco de Asís alojada en un nicho rematado por un arco poligonal, con dos ángeles a su lado, uno con un violín y el otro con una guitarra. La fachada está decorada con follajes, flores, mazorcas y muchos más ángeles, así como también con curiosas sirenas.

MISIÓN DE TANCOYOL 

Es la más alejada de las misiones, se ubica en medio de un valle rodeado por montañas en el pueblo de San Antonio Tancoyol, y desde los detalles en la barda del atrio, la decoración de esta misión es de admirarse. Está dedicada a la Virgen de Nuestra Señora de la Luz, aunque su imagen fue retirada de su sitio, y como las otras cuatro misiones el estilo que predomina es el que se ha llamado barroco indígena. En la fachada tiene presentes detalles tradicionales de las iglesias europeas, pero se distingue la intervención de la mano indígena con figuras como la de un jaguar, así como de personajes con rasgos olmecas.

CONCA – TEMPLO DE SAN MIGUEL ARCANGEL

Para terminar, está a misión de Concá, la más pequeña y sencilla de las cinco, pero no por ello la menos bella. En medio de un hermoso paisaje, su fachada contiene las imágenes Santo Domingo, San Francisco, San Fernando y San Roque. Su nombre significa “conmigo” en Pame y se caracteriza porque es la que más incorpora elementos mestizos. Como remate tiene la figura de San Miguel Arcángel venciendo al demonio, y si te fijas bien en la fachada, incluso podrás distinguir la imagen de un conejo, otro símbolo Pame.

Llegamos al final del recorrido virtual, pero ahora no puedes dejar de conocerlas en persona y admirar cada uno de sus detalles, sin duda te dejarán maravillad@…

Imágenes: DePaseo.com