Los episodios más sangrientos de la historia de Querétaro

Los eventos históricos que derramaron sangre en nuestro estado.

Fecha de registro: 2020-08-19 14:10:34

Portda: 1597861198.jpg

LA BATALLA DE FUNDACIÓN DE LA CIUDAD 

Versiones varias existen de la fundación de la Ciudad de Santiago de Querétaro, pero sin duda la que todos nos sabemos y es más contada, es aquella sangrienta batalla protagonizada el 25 de julio de 1531 (fecha oficial) por los Chichimecas (pueblo aguerrido y sangriento defensor de la región) y otomíes evangelizados liderados por Conin (Fernando de Tapia era su nombre cristiano y no era queretano*) junto con españoles y sacerdotes franciscanos que al notar la inminente derrota de los suyos comenzaron a rezar. Acto seguido el cielo se cierra y aparece montado sobre su caballo con la espada desenvainada el Apostol Santiago, Señor de las Españas (y que aparece en cada batalla que los españoles van perdiendo…)  y detrás de él, una cruz brillante.

Todo aquello cesa la batalla y los chichimecas se inclinan ante tal acontecimiento permitiendo a los frailes evangelizarles, todo a cambio de la fabricación de una cruz idéntica a la que vieron esa tarde en el cielo obscuro y que se supone es la que se puede apreciar dentro del Templo de la Santa Cruz de los Milagros hecha a base de cantera gris (el nombre del templo es por supuesto en honor a la mencionada cruz).

INDEPENDENCIA

En 1810 Querétaro era el principal centro de la conspiración para llevar a cabo la independencia política del país. Bajo el disfraz de saraos y reuniones literarias, se veían los conspiradores, que en esta ciudad pasaban ya de 400. A estas reuniones auspiciadas por la corregidora, concurrían distinguidos queretanos, así como los capitanes Ignacio Allende, Juan Aldama y los hermanos Epigmenio y Emeterio González. También asistía a ellas, secretamente, el cura de la parroquia de Dolores  Miguel Hidalgo y Costilla. Cuando ya se había fijado la fecha para el levantamiento, varias denuncias pusieron sobre aviso a las autoridades españolas y éstas procedieron rápidamente a sofocar el movimiento, cayendo sobre las casas de los conspiradores para encarcelarlos, la Corregidora trató de dar aviso al capitán Allende de la gravedad de la situación.

Su recámara estaba sobre la vivienda del alcalde de la cárcel, Ignacio Pérez, quien era uno de los integrantes de este movimiento clandestino, al recibir la señal convenida entre él y la corregidora para comunicarse en cualquier caso imprevisto, que eran tres golpes dados con el pie sobre el techo del cuarto. Pérez partió en busca de Allende; no lo encontró en San Miguel, pero si a Aldama de modo que juntos pasaron a Dolores en la madrugada del 16 de septiembre de 1810, en que fue proclamada la Independencia Nacional por el Miguel Hidalgo.

 

SITIO DE QUERÉTARO

El Sitio de Querétaro fue el enfrentamiento culminante del Segundo Imperio Mexicano al que dio término. Tuvo lugar en esa ciudad entre el 6 de marzo y el 15 de mayo de 1867 y enfrentó a los ejércitos Imperial y Republicano.

El coronel Imperialista Miguel López entregó el Convento de la Cruz, suponiendo una traición al Emperador. El 15 de mayo de 1867, luego de un sitio que duró más de tres meses, el ejército republicano tomó la ciudad de Querétaro y aprehendió a Maximiliano de Habsburgo y sus generales más leales, dando fin al Segundo Imperio Mexicano.

Maximiliano reunió a poco más de nueve mil soldados y a sus mejores generales en la ciudad de Querétaro, donde quedó sitiado el 9 de marzo de 1867 por el ejército republicano que mandaban los generales Escobedo, Gerónimo Treviño y Corona.

Durante casi cien días los ejércitos combatieron en Querétaro, mientras que en otras partes del país los partidarios de Maximiliano eran derrotados.El coronel Miguel López, el 15 de mayo, traiciona al Segundo Imperio entregando el Convento de la Cruz y con ello a Maximiliano y sus generales Miramón y Mejía. Fuentes oficiales de ese momento declararon que fue comprada su lealtad por dinero.

El 14 de mayo, Maximiliano decide hacer una salida rompiendo el sitio, para intentar reunirse con el resto de su ejército en la ciudad de México. La salida se efectuaría por la noche del 14 al 15 de mayo, pero a sugerencia del general Ramón Méndez fue aplazada por veinticuatro horas, y en esa noche fue traicionado por el coronel Miguel López del Regimiento de la Emperatriz quien pasándose al bando enemigo, dejó a las fuerzas republicanas apoderarse de la línea defensiva de la plaza, el convento de la Cruz; permitiendo así la caída de la ciudad y la captura de los principales personajes del Imperio. Maximiliano, al saber de la traición, empuñó sus pistolas y acompañado de unos cuantos allegados, se dirigió al Cerro de las Campanas, diciendo: “Salir de aquí o morir es el único camino”. Pero todo era inútil, la ciudad estaba completamente en manos republicanas. Al rendirse, entregó su espada al general republicano Mariano Escobedo.

Un mes después, Maximiliano y los generales Miguel Miramón y Tomás Mejía fueron fusilados en el Cerro de las Campanas.

REVOLUCIÓN

En 1914, al darse el golpe de estado del general Victoriano Huerta, Emiliano Zapata se había levantado en la parte centro y sur del país; Obregón en el occidente y Pancho Villa en el norte contra el huertismo.

En Querétaro se sucedieron revueltas en Jalpan y Cadereyta donde surgieron muchos grupos rebeldes y se realizaron manifestaciones en la capital, las cuales carecían de organización y de planteamientos intelectuales, en comparación a otros movimientos. Por lo que se provocaron enfrentamientos que derramaron sangre y atormentaron a la población. 

Estos levantamientos se dieron principalmente con el propósito de protestar en contra de las condiciones de trabajo y la nula atención que el gobierno tenía por los campesinos. Durante el gobierno de Joaquín F. Chicarro, se dio lugar al autoritarismo, abusos y crueldad, ya que éste impuso préstamos y se llevó por la fuerza a campesinos de la región para alistarlos en el ejército huertista.

Con Federico Montes como gobernador, se iniciaron las transformaciones en Querétaro al introducir el control oficial del comercio, la venta de productos básicos a bajo precio; instalar el consejo de salubridad para combatir las epidemias y la escasez de aguas y promulgar la ley de protección a peones. El 2 de febrero de 1916, Venustiano Carranza decretó a la ciudad de Querétaro como capital de la República; fue la sede del Congreso Constituyente para redactar la nueva Constitución Nacional que se promulgó el 5 de febrero de 1917 en el Teatro Iturbide, posteriormente nombrado de la República. En este mismo año se promulgó la nueva Constitución de Querétaro.

Galería: **

Video: NULL