Muere joven doctora en galera de Progreso-Hidalgo. Se emite orden de captura policías involucrados

La doctora Beatriz Hernández Ruiz, de 29 años, egresada del Instituto Politécnico Nacional (IPN) murió en la galera de la presidencia municipal de Progreso de Obregón, Hidalgo, donde había sido remitida tras un accidente vial, sin que la corporación justificara a su familia el motivo de su traslado.

Quince minutos antes de su deceso, su padre pudo verla y le pidió que la sacara de ahí debido a que la habían golpeado. Cuando regresó, tras intentar conocer los motivos por los cuales su hija se encontraba detenida, la encontró tirada mientras el personal del área de retención primaria hacía maniobras de resucitación.

De acuerdo con lo informado con la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH) se abrió una carpeta de investigación por el reporte del hospital al que fue llevada por la policía de Progreso, el cual refiere que los agentes intentaban que la recibieran cuando ya no tenía signos vitales. La indagatoria se realiza bajo el protocolo de feminicidio.

Los familiares afirman que “la sacaron muerta de la galera” y exigen a las autoridades esclarecer la causa del fallecimiento, además de acusar que en el ayuntamiento les negaron información sobre las causas por las cuales Beatriz había sido detenida y solo les contestaron que recibirían información hasta que les informara el ministerio público.

En un video que fue proporcionado por testigos de la detención, se muestra a la médica y a un grupo de agentes que buscan subirla a una unidad. Una de ellas tiene las manos en el cuello de Beatriz y le dice que sólo está haciendo su trabajo.

El día viernes la Procuraduría ha ejecutado la orden de aprehensión contra siete agentes de Progreso de Obregón, después de un mandato judicial de la Fiscalía especializada en delitos de Género. Los detenidos son tres mujeres y cuatro hombres, que ocupan cargos policiales y administrativos. De momento se encuentra en el Centro de Reinserción Social de Mixquiahuala de Juárez a la espera de presentarse ante el juez. El gobierno municipal ha calificado este arresto de detención ilegal.

El incidente ha generado una ola de indignación pues ha sido presentado como un suicido por parte del Gobierno municipal. En un comunicado, el Ayuntamiento apunta que Hernández estaba en “condiciones de intoxicación” y por eso causa el accidente. Acompañada por su padre y su tía, los policías deben internar a la joven en la barandilla por “no poder ser controlada en el estado en el que se encontraba”, según la versión del Gobierno. Allí entra su padre con quien “discute fuertemente” y en cuanto este sale para efectuar los trámites de la responsabilidad del vehículo, “ella decide colgarse de la galera con un pedazo de tela”. Una guardia observa la escena por las cámaras de videovigilancia y “acude a prestar auxilio”. Es enviada con signos vitales a un hospital, donde “no pueden hacer más por ella”.

Este relato elaborado por las instituciones municipales se ha encontrado con las acusaciones de abuso policial de la familia y de organizaciones feministas, que piden que se esclarezca lo ocurrido.

¿Quieres que tu negocio aparezca en nuestras recomendaciones? Mándanos un WhatsApp dando click aquí https://wa.me/message/LI3CVPDUDKNVO1