OMS: trabajar más de 55 horas a la semana aumenta el riesgo de muerte

En un estudio realizado por la OMS y la OIT, se pone en la mesa una problemática que ha acechado a los trabajadores y las trabajadoras por décadas. Según estas organizaciones, el trabajo en jornadas de más de 55 horas semanales aumenta el riesgo de muerte.

La Organización Mundial de la Salud y la OIT encontraron que el trabajo de 55 o más horas provocaron 745 mil muertes en 2016:

“Las jornadas laborales prolongadas provocaron 745 mil defunciones por accidente cerebrovascular y cardiopatía isquémica en 2006, una cifra superior a la de 2000”.

Así lo especifica en el comunicado compartido este 17 de mayo de OMS y que se desprende de las estimaciones más recientes hechas por la organización y a OIT en Evironment International.

Es el primer análisis a nivel internacional realizado sobre las muertes o los daños a la salud relacionados con las largas jornadas de trabajo.

Estas dos organizaciones partieron de 2016, años sobre el que encontraron que 398 mil personas murieron a causa de un accidente cerebrovascular y 347 mil por cardiopatía isquémica por trabajar 55 horas a la semana o más.

Además, entre los 2000 y 2016 el número de muertes a causa de cardiopatía isquémica y relacionadas con las largas jornadas laborales aumentó 42%. Mientras que para el caso de muertes por accidente cerebrovascular el aumento fue de 19%.

El problema se intensifica o es más notorio en los hombres, pues según la OMS y la OIT, 72% de las personas que fallecieron a causa de cardiopatía isquémica o un accidente cerebrovascular eran hombres de las regiones del Pacífico Occidental y Asia sudoriental.

El registro de mayor número de muertes fue entre 60 y 79 años de edad que trabajaron 55 horas o más a la semana entre los 45 y 74 años.

El comunicado también refiere que cada vez son más los trabajadores cuya jornada laboral es excesivamente prolongada, una tendencia que da lugar a un incremento en el número de personas que corren el riesgo de sufrir discapacidades o fallecer por motivos ocupacionales.

Una de las conclusiones a las que llega el estudio es que el trabajo de 55 horas o más a la semana aumenta 35% el riesgo de un accidente cerebrovascular. Y el 17% corre el riesgo de morir a causa de una cardiopatía isquémica, si se trata de una jornada aún menor, de 35 a 40 horas semanales, pues se sabe que el 9% de la población tiene una jornada laboral excesiva al día.

La Organización Mundial de la Salud, resaltó que este análisis se publica en un momento clave, pues en el contexto de la pandemia de Covid-19 podría traer el aumento de las jornadas laborales.

¿Quieres que tu negocio aparezca en nuestras recomendaciones? Mándanos un WhatsApp dando click aquí https://wa.me/message/LI3CVPDUDKNVO1