Pisoteado por elefantes muere cazador furtivo al huir de guardabosques

Un cazador furtivo falleció el sábado 17 de abril tras ser pisoteado por una manada de elefantes en el Parque Nacional Kruger en Sudáfrica, confirmó el portavoz de la reserva natural, Isaac Phaahla.

El fallecido y sus cómplices huían de los guardabosques cuando se toparon con una manada de elefantes reproductores en el parque, los cuales son una de las principales atracciones turísticas del país.

Al darse cuenta que habían sido vistos, los presuntos cazadores furtivos arrojaron un hacha y una bolsa de provisiones en un intento de escapar de los guardabosques, según reportó el SANParks, Parques Nacionales Sudafricanos en un comunicado.

Por su parte, el Parque Nacional Kruger, por medio de su cuenta de Twitter aseguró que uno de los sospechosos informó a los guardabosques que el grupo se encontró con una manada de elefantes y no estaba seguro de si su cómplice había logrado escapar.

Tal como lo dio a conocer el SANParks, los guardabosques descubrieron al hombre gravemente pisoteado y sucumbió ante sus heridas, además un tercer sospechoso resultó herido de un ojo y huyó.

Este tercer hombre no ha sido arrestado, pero el domingo se detuvieron a otros tres sospechosos con un rifle, municiones y un hacha. Aun no se establece la nacionalidad de los sospechosos, pero se hará cuando comparezcan ante el tribunal.

Gareth Coleman, director del Parque Nacional Kruger recordó que la campaña contra la caza furtiva es una responsabilidad de todos, pues amenaza muchos medios de vida, destruye familias y atrae recursos para combatir el crimen que podrían usarse para crear empleos y fomentar el desarrollo.

Situaciones similares se han presentado anteriormente, como es el caso de 2019, en el mes de abril donde un presunto cazador furtivo de rinocerontes fue pisoteado por un elefante y devorado por una manada de leones en el mismo parque.

Kruger es el parque más extenso de Sudáfrica, cuenta con 19,000 animales y acoge la mayor población de rinocerontes y elefantes, además de ser uno de los grandes atractivos del país, con mas de 1.5 millones de visitas al año.

Los cazadores furtivos suelen buscar cuernos de rinoceronte, que se venden a precios elevados en los mercados asiáticos, donde se le atribuyen propiedades curativas y afrodisíacas.