Rosca de Reyes, una deliciosa tradición

¿Qué tanto conoces sobre este rico manjar?

Ya pasaron los festejos y banquetes de Navidad y Año Nuevo, pero ahora lo que se viene para cerrar con todo esta temporada de Guadalupe-Reyes, es el 6 de enero, Día de Reyes, el cual nos fascina porque podemos disfrutar de una (o unas jeje) deliciosas Roscas, pero, ¿conoces el origen y los significados de esta tradición?

La Rosca de Reyes tiene su origen en países europeos como Francia y España en los tiempos de la Edad Media. Gracias a la conquista, esta tradición llego a nuestras tierras, la adaptamos y desde entonces, tenemos la costumbre de partir con amigos y familia una deliciosa Rosca el día de Reyes, acompañada de un rico chocolatero caliente, café o incluso ponche.

La Rosca de Reyes mexicana está elaborada con un pan, cuya masa es muy parecida a la de un brioche y tiene distintos elementos que, de acuerdo a la religión cristiana, simbolizan diferentes cosas. La forma circular representa el amor eterno de Dios, sin principio ni fin, las frutas secas que adornan el pan en la parte superior simbolizan las joyas incrustadas en las coronas de los Reyes Magos, las cuales brindan amor, felicidad y paz, y por último, la pasta de concha azucarada representa las distracciones del mundo que impiden a hombre a acercarse a Dios. Además, cada Rosca contiene en su interior uno o varios muñequitos que representan al recién nacido, Niñito Jesús. De acuerdo a la tradición, a quienes encuentren el muñequito, les tocará hacer una reunión e invitar atole y tamales el 2 de febrero, Día de la Candelaria. 

Hoy en día, podemos encontrar Roscas de todos los tamaños, sabores y colores. Existen unas cubiertas completamente de azúcar, otras rellenas de Nutella, chocolate, vainilla, crema pastelera o nata, otras de pasta de hojaldre, y mucho más.

Para encontrar las más variadas y deliciosas Roscas, aquí te recomendamos nuestras panaderías favoritas en la ciudad.

Listo, ahora que ya sabes un poco más de esta tradición, toca disfrutarla. ¡Provechito! Y ahí nos cuentan si les toca invitarnos los tamales…