¿Sabías que se han encontrado tesoros enterrados en Querétaro? ¿Habrá más?

Uno de los hallazgos fue cuando se construía el estacionamiento de la Plaza Constitución

Fecha de registro: 2020-07-04 11:20:01

Portda: 1593875961.jpg

Lugares donde posiblemente puedes encontrar un tesoro: sí, parece de ficción pero es una realidad que ha sido transformada en leyenda urbana.

La eterna búsqueda de un tesoro que nos convierta en millonarios con tan solo cavar en el lugar correcto.

Querétaro siempre fue una ciudad con una complicada historia: ladina y hábil diríamos. Llegaron los aztecas y los habitantes de lo que sería nuestra ciudad se rindieron ante los aztecas a cambio de no entregar ni su hacienda ni a sus mujeres. Antes las escondieron. Llegaron los españoles y sin un solo tiro o flecha en este caso se rindieron ante los de Cortés. Lo mismo ocurrió con Maximiliano, Juárez, los revolucionarios y los constitucionalistas.

Rendición antes que pelea. Y en esa rendición, muchas monedas de oro se escondieron a los voraces ojos del nuevo conquistador.

Fortunas de la iglesia, de los conservadores, de los porfiristas queretanos, fueron escondidas para evitar el hurto o el robo. Pero quedaron guardadas también frente al tiempo futuro.

De acuerdo a libros como el diario de Querétaro (no el que conocemos sino el publicado por gobierno de Querétaro en 1976 y que narra los hechos más sobresalientes de los siglos 18 y 19) la gente incursionaba en los jardines públicos para enterrar sus pertenencias en un lugar alejado de sus casas. Así tenemos el actual jardín Zenea, ¡la Alameda! y lugares alejados (hoy ya dentro de la ciudad) como los primeros arcos, el cerro del Cimatario, el cerro del pathé (hoy Pedregal de Querétaro), entre otros.

Las casas viejas y abandonadas en el viejo centro (parte oriente de la ciudad, enclavadas en el barrio de la Cruz) podrían también haber sido un lugar donde los moradores escondieron su fortuna. Aunque a decir de los conocedores, esas casas están mas agujereadas que un campo minado.

En Querétaro se han encontrado fortunas enteras en la construcción del estacionamiento subterráneo de Plaza Constitución (1995), en la actual delegación del centro histórico (Guerrero y Madero) y en la construcción de la actual tienda de El Sol (terreno donde se levantaba el Teatro Plaza).

Recientemente, poco alejado de la capital, en la construcción del boulevard en el río Colón (en el municipio del mismo nombre) se encontraron cientos de monedas de plata ¡de China!. Obvio se especula que también había de oro pero de esas no quedaron ni para la foto.

En 1867, previo al triunfo republicano, el gobernador Tomás Mejía, posteriormente fusilado, mandó a la Sierra, de donde era originario, decenas de mulas y carretas con la riquezas del segundo Imperio (oro, plata, arte, etc) pero jamás llegaron a su destino. La conseja popular dice que podrían haber sido asaltados pero ocultar una riqueza de esa magnitud hubiera sido imposible. Otros dicen que antes de llegar al Colorado fueron alcanzados por los republicanos (que tenían muy cerca de ahí su campamento) y tuvieron que esconder el tesoro en esos rumbos.

Leyenda o realidad, las historias de tesoros escondidos en Querétaro siguen siendo el verdadero tesoro a encontrar.

Galería: **

Video: NULL