Síntomas por Covid-19 que presentan mayor incidencia en las mujeres, según estudio.

La investigación realizada por científicos de los hospitales universitarios de La Princesa de Madrid y de Guadalajara, pertenece al macroestudio internacional sobre coronavirus Big COVIData, revela que existen características del paciente que contrae coronavirus, especialmente cuando es mujer, por lo que se relacionan diferencias de sexo en el diagnóstico, la manifestación clínica y el tratamiento.

Savana presenta los datos de la investigación en la que ha colaborado y que acaba de publicarse en la revista Journal of Women´s Health. Dentro de los doctores que dirigen el estudio se encuentra Julio Anchochea, Joan B. Soriano (Hospital Universitario La Princesa de Madrid) y José Luis Izquierdo (Hospital Universitario de Guadalajara). Parte de los resultados del estudio concluye que la pérdida del olfato y el gusto, así como el dolor de cabeza tiende a ser más común en las mujeres que contraen COVID-19. Por ejemplo, la pérdida del gusto duplica su incidencia en las mujeres con respecto a los hombres contagiados, con un porcentaje de 1.3% en comparación al 0.6%.  También el 6.3% de las mujeres sufren más de la pérdida del olfato mientras que en los hombres solo se presente en el 4.7%. Por último, el dolor de cabeza afecta más a las mujeres (en un 51% de los infectados) siendo la incidencia mayor en la población femenina.

Según las conclusiones de la investigación, la pérdida del sentido del gusto o ageusia, que es uno de los síntomas peculiares del coronavirus, duplica su incidencia en las mujeres con COVID-19

Paradójicamente, se encuentra que muchas mujeres son las que trabajan en la primera línea de la contingencia sanitaria en los hospitales, mientras que las pruebas médicas para diagnosticar y tratar el coronavirus son menos frecuentes en estos entornos femeninos, en comparación con las realizadas a los hombres. Las mujeres presentan menos patologías y prevalencia que agravan al paciente que contrae el SARS-CoV2 como las cardíacas y respiratorias, respecto a los hombres. De la misma manera, la tasa de hospitalización es menor en la población femenina, especialmente los ingresos en la Unidad de Cuidados Intensivos, siendo menos de la mitad de los casos registrados por los hombres.