Siri tendrá para elegir entre tres voces diferentes

De acuerdo con el anuncio de Apple, en su próxima actualización del sistema operativo, su asistente virtual Siri ya no tendrá solo voz femenina. Esto implica que el usuario elija entre tres voces diferentes, incluida una voz masculina. Desde que se creo el sistema Siri, se le ha asociado con la voz femenina, sin embargo, este detalle que parece menor representa un sesgo sexista: una asistente con voz de mujer.

El cambio llegará de la mano de la actualización iOS 14.5. La iniciativa de incluir más voces es un gesto a favor de la diversidad y la inclusión, de acuerdo con los detalles que dio la compañía. Por lo que el usuario podrá elegir si Siri mantenga la voz original o si desea la voz masculina, todo desde el menú de configuración. La discusión que se ha generado desde hace tiempo gira entorno de los sesgos sexistas de estos sistemas, por lo que estos señalamientos no han sido solo para Siri, sino para compañías como Amazon y Google.

Inicialmente esta función solo estará disponible para aquellos usuarios que utilicen el teléfono en inglés. Es decir, si está en otro idioma, por defecto saldrá la voz femenina, debido a que todavía no se graban las voces en otros idiomas. Siri ofrecerá tres tonos, por lo que cada persona podrá utilizar el que sea de su agrado, aunque la compañía todavía no da detalles sobre la tercera voz. En Estados Unidos, Siri podrá llamar al 911 por medio del comando de voz: Siri llama a emergencias, lo que se busca que es pueda ayudar a los usuarios en algina situación complicada.

En temas recientes ha surgido el tema del sexismo con el que se programan a los asistentes virtuales como Siri de Apple y Alexa de Amazon. En un artículo publicado por Tomás Balmaceda, Doctor en Filosofía que investiga temas de tecnología, se señala que las asistentes virtuales dejaron de agradecer insultos misóginos. Antes, Siri respondía comentarios impropios con un: ¡Oh! ¡Me sonrojaría si pudiese!

El sexismo en estos sistemas y algoritmos no se limita a eso, pues en el artículo también se menciona que el software de reconocimiento facial tiene características discriminatorias, donde en un 98% reconoce efectivamente a hombres cisgénero, pero no tiene la misma efectividad con las personas trans o no binarias.

Por lo que estas plataformas terminan por reforzar estereotipos, pues la mayoría de las empresas suponen que una persona asistente debe ser mujer. Amazon, por ejemplo, no permite una voz masculina como asistente cuando se configura un dispositivo nuevo. Microsoft, incluye por defecto una voz femenina en sus dispositivos.